miércoles, 12 de agosto de 2009

TEORÍA TRIÁRQUICA DE LA INTELIGENCIA


Desarrollada por Robert Sternberg quién define la inteligencia como “actividad mental dirigida con el propósito de adaptación a, selección de o conformación de, entornos del mundo real relevantes en la vida de uno mismo”. Inteligencia es cuan bien un individuo trata con los cambios en el entorno a lo largo de su vida. Es una teoría abarcadora, puesto a que toma en cuenta factores contextuales y sociales además de las habilidades humanas.

La denominación de triárquica se debe a que está formada por tres subteorías:

Subteoría Componencial/Analítica

Se refiere a los mecanismos mentales que la gente usa para planear y llevar a cabo tareas, enfoca las aptitudes de planificación y evaluación en la resolución de problemas.
Se asocia con la capacidad analítica, que permite separar problemas y ver soluciones no evidentes. Los problemas analíticos han sido formulados por otros, están claramente definidos, poseen información necesaria para resolverlos, tienen una sola respuesta correcta, se resuelven por un sólo método, y no tienen vinculación con la experiencia común. Los individuos con sólo este tipo de capacidad no son tan aptos creando ideas nuevas por sí mismos. Esta capacidad es la que más a menudo se evalúa. Otras áreas se ocupan de la creatividad y de otras capacidades no evaluadas con frecuencia. Por ejemplo una estudiante puede tener excelentes resultados de examen y cursos en primaria, pero más adelante puede tener apuros en secundaria por no ser hábil en crear ideas por sí misma.

Sternberg asocia el funcionamiento de la mente a una serie de componentes.

Componente: Unidad fundamental de análisis. Definido como un “proceso elemental de información que opera en las representaciones internas de objetos y símbolos”. Son unidades fundamentales de la inteligencia. El componente traduce una sensación en una representación conceptual y la transforma en una respuesta motora o en una nueva representación conceptual.
Los componentes se dividen en metacomponentes, de rendimiento, y de adquisición de conocimiento.

Metacomponentes. Son los procesos ejecutivos usados en resolución de problemas y toma de decisiones que implican a mayor parte de la capacidad de gestión de nuestra mente. Dicen a la mente cómo actuar. Sus funciones son:

· Selección de los componentes de ejecución.
· Selección de las formas de representación.
· Selección de una estrategia para combinar componentes.
· Selección de una proporción entre velocidad y precisión.
· Supervisión de la solución. Hacer la valoración cualitativa y apropiada de los resultados.

Componentes de rendimiento. Llevan a cabo realmente las acciones que dictan los metacomponentes. Su número es amplio y la utilización viene determinada por la demanda del problema. Se sitúan en el uso cotidiano que tienen los alumnos de colegio o personas adultas, cuando han de razonar analógicamente. Los componentes de ejecución o realización que se ponen en funcionamiento cuando pensamos analógicamente son:

Codificación. Es traducir los términos a representaciones internas sobre las que se pueden ejecutar otras operaciones mentales.
Inferencia. Establecimiento de relaciones entre los estímulos.
Mapping u organización. Consiste en descubrir relaciones entre relaciones.
Aplicación. Se produce la extrapolación de la regla inducida a situaciones nuevas.
Comparación. Proceso de decisión respecto a cuál de las posibilidades alternativas es la mejor para solucionar un problema.
Justificación. Es la búsqueda de verificación de las opciones y la decisión de si la solución elegida es la correcta para el problema.
Respuesta. Se da la respuesta que se considera más conveniente.

Componentes de adquisición de conocimiento. Se utilizan en la obtención de la nueva información. Todos los componentes pasan a formar parte del sistema cognitivo. Para Sternberg existen los siguientes componentes de adquisición:

· Codificación selectiva. Separar las informaciones relevantes de las irrelevantes.
· Combinación selectiva. Organizar la información en una estructura nueva integrada y de mejor comprensión.
· Comparación selectiva. Relacionar información nueva con adquirida antes y almacenarla.

Los tres tipos de componentes tienen un carácter integrador. Los metacomponentes son los auténticos directores de esta subteoría componencial.

Subteoría Experiencial / Creativa

La segunda parte de la teoría triárquica se refiere al efecto de la experiencia: una persona inteligente no sólo resuelve los problemas nuevos rápidamente, sino también resuelve problemas conocidos en forma mecánica para dejar la mente libre para otras tareas. Los problemas prácticos requieren formulación y reconocimiento del individuo, están pobremente definidos, requieren la búsqueda de información, poseen varias soluciones aceptables, se relacionan con la experiencia cotidiana anterior, y necesitan compromiso personal y motivación. Se divide la experiencia en dos partes: novedad y automatización.

Una situación de novedad es aquella que nunca se ha experimentado antes. Personas que son aptas en el manejo de una situación de novedad pueden tomar la tarea y encontrar nuevas maneras de solucionarla que la mayoría de gente no percibiría.
Un proceso automatizado es el que se ha realizado múltiples veces y ahora puede hacerse con poco pensamiento adicional. Una vez que se automatice un proceso, puede ser ejecutado en paralelo con otros procesos.
Se correlaciona con la capacidad sintética la cual se ve en la creatividad, la intuición, y el estudio de las artes. Personas con capacidad sintética a menudo no muestran un cociente intelectual muy alto porque no hay muchas pruebas que midan suficientemente estas cualidades. Es especialmente útil en crear nuevas ideas para crear y resolver nuevos problemas. Por ejemplo un estudiante que no se desempeña tan bien en las pruebas de la secundaria, puede ser becada para la universidad basándose en sus habilidades creativas e intuitivas excepcionales, y más tarde crear nuevas ideas para la investigación.

Subteoría Práctica/Contextual

La subteoría contextual hace referencia a la forma en que la inteligencia opera en situaciones reales y es aplicada a la experiencia con la finalidad de conseguir la adaptación al ambiente, la selección de ambientes alternativos así como la modificación del ambiente actual, e introducir en el mismo las mejoras para hacerlo compatible con las necesidades y deseos. El sentido común depende en gran medida de lo que Sternberg llama el conocimiento tácito que son todas las cosas de suma importancia que jamás se enseñan en la escuela. Sternberg dice que el éxito en la vida suele depender más del conocimiento tácito que de la formación explícita. Trata de la actividad mental implicada en conseguir ajuste al contexto. Relaciona la inteligencia con el medio externo del individuo, especificando tres actividades:

La adaptación es cuando uno hace un cambio en sí mismo para ajustarse mejor a lo que le rodea. Cuando hace frío, la gente se adapta usando más ropa.
La conformación es cuando uno cambia su ambiente para que encaje mejor con sus necesidades. Pedir levantar la mano para hablar y así evitar interrupciones.
El proceso de selección se emprende cuando se encuentra un ambiente alternativo totalmente nuevo para substituir un ambiente anterior que era insatisfactorio para las metas del individuo. Por ejemplo, los inmigrantes dejan sus países en busca de una vida mejor.

Implica el aplicar habilidades sintéticas y analíticas a las situaciones diarias. La gente prácticamente dotada es magnífica en su capacidad de tener éxito en cualquier situación. Por ejemplo un estudiante sin capacidades analíticas o sintéticas excepcionales, puede ser altamente acertado en imaginar lo necesario para tener éxito en un ambiente académico. Sabe qué clase de investigación es valorada, cómo impresionar a la gente en las entrevistas.

La teoría de Sternberg ha recibido atención porque en situaciones reales de la vida, ella se prueba a sí misma. Los niños de la calle pueden realizar las operaciones matemáticas que necesitan para sus intercambios, pero fracasan en las clases de matemática. Esto demuestra que hay dos tipos diferentes de inteligencia matemática, una vinculada al contexto académico y otra de tipo práctico, destinada a resolver los problemas cotidianos.
Sternberg también reconoce que un individuo no está restringido a alcanzar excelencia en solo una de estas tres inteligencias. Mucha gente puede poseer una integración de las tres y tener altos niveles en las tres inteligencias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario