miércoles, 12 de agosto de 2009

GESTALT Y APRENDIZAJE


“Las teorías cognitivas consideran al aprendizaje como un proceso a través del cual se descubre y se comprenden las relaciones entre los fenómenos; en este sentido las experiencias sensoriales estimuladas por la situación externa son organizadas dentro de un marco de significación e importancia. El aprendizaje resulta del cambio en la manera como uno percibe significativamente su ambiente”.

Las teorías cognitivas consideran a la conducta intencionadamente, dirigida hacia objetivos y metas. Así también consideran que la comprensión de la situación es importante; la solución de problemas se puede explicar por la reorganización del marco perceptual de la estructura cognitiva. Dentro de las teorías cognitivas del aprendizaje se puede identificar a la teoría de la Gestalt.

TEORÍA DE LA GESTALT.

Se han sugerido diversas traducciones, para el término alemán gestalt entre ellas, las que mejor concuerdan son los de “forma”, “figura” y “configuración”. La teoría de la Gestalt hace hincapié en los sistemas totales en los cuales las partes están interrelacionadas dinámicamente en forma tal que no pueden inferirse por las partes separadamente. Entre sus principales exponentes tenemos a M. Wertheimer, W. Kohler y K. Koffka.
La teoría de la gestalt estudia principalmente la percepción, pero llega a incluir también el aprendizaje. La gestalt tiende a presentar sus interpretaciones del aprendizaje en términos de percepción. Es decir en lugar de preguntarse ¿qué aprendió a hacer el individuo?, se preguntan ¿cómo aprendió a percibir tal situación?. Considera que el aprendizaje se produce por reestructuración de marco perceptual; y se produce a menudo en forma súbita. Tal aprendizaje es resistente al olvido y fácil de transferir a nuevas situaciones. Implica una compresión profunda o “insigth” por reorganización perceptual.

INSIGTH = COMPRENSIÓN SÚBITA Y PROFUNDA.

PRINCIPIOS DE LA TEORÍA DE LA GESTALT

El núcleo de la Psicología Gestalt gira en torno a la siguiente afirmación:

"La percepción humana no es la suma de los datos sensoriales, sino que pasa por un proceso de reestructuración que configura a partir de esa información una forma, una gestalt, que se destruye cuando se intenta analizar, y esta experiencia es el problema central de la psicología”.

ES DECIR “EL TODO ES ALGO MÁS QUE LA SIMPLE SUMA DE SUS PARTES”

La Gestalt nos lleva a comprobar que no percibimos conjuntos de elementos, sino unidades con sentido y estructuradas. Es decir formas. La conciencia es más que sólo el ámbito de la conducta. La teoría de la gestalt plantea principios organizadores principales. Existe un principio guía (la ley de Pragnanz) y cuatro leyes de organización subordinada al mismo: las leyes de semejanza, proximidad, cierre y buena continuidad.

LEY DE LA PRAGNANZ.

La ley gestáltica del equilibrio, referida a figuras claras, simétricas y armónicas, se denomina Ley de la Pragnanz. Afirma que la organización perceptual tiende a la mayor simplicidad posible, o sea a la mejor gestalt (forma). La percepción tiende a completar imágenes (incompletas) según nuestra interpretación del mundo. Esta tendencia intencional, dirigida a un fin, es considerada la ley principal de la Gestalt.
Según los conceptos de figura y fondo, los elementos que captan nuestra atención son percibidos con gran claridad, formando la figura, mientras que el resto del campo visual constituye el fondo. Los gestaltistas adoptaron la idea de figura y fondo. Los elementos perceptivos se organizan como un todo, una gestalt, formando la figura. Las leyes que se derivan del principio de Pragnanz son las siguientes:

LA LEY DE PROXIMIDAD. Según esta ley los grupos perceptivos se favorecen de acuerdo a la cercanía de las partes. Así si diversas líneas paralelas son espaciadas irregularmente en una página, aquellas que estén más juntas tienden a formar grupos contra un fondo de espacio vacío. Debido a esto cualquier cosa que favorezca la organización, también favorecerá al aprendizaje. Esta tendencia, al igual que todas, tiene fines adaptativos: facilita a nuestra percepción conformar objetos con contornos paralelos.

LA LEY DE SEMEJANZA: según esta ley los rubros similares (por ejemplo, la semejanza en forma o color) o las transiciones similares (por ejemplo, la semejanza en los pasos que los separan), tienden a formar grupos en la percepción. De esta manera los pares semejantes son mucho más rápidamente aprendidos que los no semejantes. La gestalt no explica esto por medio de una “asociación simple”, sino atribuye los resultados a una “interacción”, como productora de un rasgo unitario, antes que una conexión entre rubros semejantes.

LEY DEL CIERRE: Según esta ley las áreas cerradas son más estables que las no cerradas y, por consiguiente, más prestamente forman figuras en la percepción. La dirección de la conducta se encamina hacia una situación final que trae consigo el cierre. Así la recompensa influye sobre el aprendizaje. Si una figura está incompleta el perceptor la completa en su mente. El fenómeno de cierre se manifiesta en muchos otros campos más allá de la percepción visual, buscando ajustar muchos de nuestros procesos mentales del modo más completo y típico posible.

LEY DE BUENA CONTINUIDAD. Según esta ley la organización tiende a ocurrir en la percepción en forma tal que una línea recta parece continuar como línea recta, la parte de un círculo como un círculo, etc., aunque resultaran posibles otras clases de estructuraciones perceptivas.

Figuras completas e incompletas, formas concretas y objetos sólidos, todos son gestalten. En la experiencia perceptual hay una tendencia a que los miembros constituyan grupos, a que las figuras incompletas se completen, definan y precisen, y a que el campo total sea organizado en figura y fondo. Mediante estas capacidades, la percepción es un proceso que busca un estado de equilibrio, donde las formas alcanzan un máximo de estabilidad y la organización total es más completa. El hecho de ver dos líneas como un par no puede explicarse tomando las líneas separadamente ni analizándolas en partes. Es la disposición del campo total lo que determina que sean vistas en pareja. Las gestalten no son estructuras rígidas, y muestran diferentes grados de estabilidad.

TEORÍA DE LA GESTALT Y LA RESOLUCIÓN DE PROBLEMAS

El ser humano posee capacidad para organizar el campo percibido según principios simplificadores. Esto suele ser un valioso recurso adaptativo. Aunque sucede que, a veces, esas mismas formas archivadas en nuestro sistema cognitivo pueden dificultarnos el desempeño de tareas que requieren soluciones creativas.
Los psicólogos de la Gestalt consideran que la resolución de problemas no se limita al empleo mecánico de la experiencia pasada (pensamiento reproductivo, teoría conductista). Sino que supone el origen de algo nuevo no idéntico de la información de la memoria (pensamiento productivo). Ese “algo nuevo” es una gestalten o configuración perceptiva alcanzada bruscamente o por “insight”.
El concepto de insight se ilustra claramente en la observación de Köhler con el chimpancé Sultán. Köhler situó una banana colgada del techo en el exterior de la jaula de modo que el chimpancé no podía alcanzarla con un palo que tenía a su disposición ni subiéndose a una caja. El animal lo intentaba una y otra vez con ambos medios por separado, y después abandonaba la tarea desanimado. De pronto se dirigía con decisión al palo y se subía a la caja de modo que alcanzaba la banana y la solución. Köhler asegura que Sultán experimentaba una súbita reorganización perceptiva de los elementos del problema, comprendiendo de pronto una relación nueva entre los elementos que conduce a la solución.
Los resultados de este experimento se oponían a la noción de aprendizaje por tanteo o ensayo y error de la teoría conductista, y plantea una forma de aprendizaje por discernimiento o comprensión, según la cual se aprende mediante la reorganización de una situación problemática (o incompleta) lo cual nos lleva a una comprensión súbita y por consiguiente a la solución más allá de los intentos por ensayo y error.
La dificultad en resolver algunos tipos de problemas radica en la tendencia del sistema cognitivo a ordenar los datos percibidos con arreglo a su caudal de experiencia anterior, en aras de hacer más sencilla y fácil la comprensión de la situación. Pero en algunos casos la experiencia previa no sólo NO facilita, sino que obstaculiza la solución. Los elementos que integran cada problema poseen para la gente una fijación perceptiva o funcional.Las personas son más capaces de hallar respuestas creativas a los problemas que implican análisis y reestructuración del conjunto de datos en la medida en que mayor sea su posibilidad de contemplar un número considerable de alternativas, y de liberarse de los estereotipos perceptuales que, involuntariamente, cargamos desde la infancia. Casi todo descubrimiento en la Historia ha tenido lugar en el afortunado insight de una mente lúcida.

1 comentario: